Antonio Camoyán y el alma del Tinto

© Antonio Camoyán.

© Antonio Camoyán.

El Río Tinto en Huelva es sin duda uno de los lugares más fotogénicos de Andalucía. Sus aguas sulfuradas van del amarillo más intenso al carrubio debido a la alta concentración de metales pesados en su torrente, y a pesar de ser casi tóxico (incluso ha llamado la atención de la NASA por su parecido con Marte) regala al espectador una gama de ricos naranjas y rojos que lo convierten en un lugar ideal para la práctica fotográfica.

Es esta estética maravillosa por lo que el prestigioso fotógrafo de naturaleza, Antonio Camoyán –y quizá el mayor admirador de este río– lo escogió como una de sus mayores obsesiones y el emplazamiento perfecto para una serie de talleres que se inauguró el pasado 17 de noviembre, dirigidos a un selecto grupo de participantes, y en el que los paisajes irreales del Tinto se combinan con la sublimidad de otra de sus pasiones: el cuerpo humano desnudo.

Imagen cedida por Sergio Bruno. y Antonio Camoyán

Imagen cedida por Sergio Bruno y Antonio Camoyán.

Pero sus cursos sirven como excusa para conocer al maestro tras el visor.

Con la entropía de facetas que se esconden tras su figura –y a pesar de que así es como se define en su página web– resulta complicado discernir si lo más apropiado sea encasillarlo bajo el título de “fotógrafo de naturaleza”.

Antonio Camoyán es, efectivamente, fotógrafo. Trabajó para las revistas Periplo y Ronda Iberia, y se ha viajado por el mundo dedicado a la fotografía de naturaleza (una de sus fotografías fue elegida para el primer sello postal de España en la Comunidad Europea); pero también se graduó y ejerció de médico, probó suerte en la pintura e incluso estuvo al frente de la Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía. Esto sin hacer alusión al sinfín de premios, exposiciones y celebraciones que llevan su nombre.

Pero quizá su rol más importante sea el de precursor de la adoración al Río Tinto, que a pesar de llevar media vida de amor incondicional, convirtió en su musa después de la jubilación con una colección de fotografías que se mantiene en continua expansión y que él titula “El alma del paisaje”; paisajes no convencionales que el autor encuentra en la abstracción de los barros sedimentados y las aguas rojizas en movimiento que el fotógrafo no teme resaltar empleando un exquisito abuso de los recursos tecnológicos.

[youtube:http://www.youtube.com/watch?v=QkQomFn3sag%5D

El romance entre el autor y su musa se imprime en fotografías muy matéricas, casi palpables, de colores vibrantes y composiciones inéditas que además permiten al autor ensalzar la grandeza de este misterioso regalo de la naturaleza y ofrecerla al mundo, obra que le ha merecido –entre otros– el Premio Andalucía de Medio Ambiente 2012 en la categoría de Comunicación Ambiental.

Antonio Camoyán recibiendo el Premio Andalucía de Medio Ambiente. Fotografía cedida por Jara Camoyán.

Antonio Camoyán recibiendo el Premio Andalucía de Medio Ambiente. Fotografía: Jara Camoyán.

Quizá te pueda interesar:
Web de Antonio Camoyán.
Blog de Antonio Camoyán.
Antonio Camoyán en:

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s